Avisar de contenido inadecuado

El vaticano y el homosexualismo

{
}

Europa. Prohibición de la Santa Sede dispara venta de la publicación en toda

El Tribunal de la Sacra Rota, el máximo órgano jurídico de la Iglesia Católica, ordenó confiscar el libro ‘Lo que el viento se llevó en el Vaticano’, que revela que los altos prelados cercanos al Papa están inmersos en un mundo de codicia, intriga y homosexualismo.

Al que no quiere caldo le dan dos tazas y eso le acaba de pasar al Vaticano que, al prohibir la venta de un libro que acusa a prelados próximos al Papa de codiciosos, intrigantes y hasta homosexuales, ha logrado el efecto contrario.

Las ventas del libro no sólo se han disparado en toda Italia, sino que una nueva edición será publicada en pocas semanas en el Reino Unido y España, según informaron el martes el diario The Guardian, de Londres, y la editorial Ediciones B, de Barcelona.

El episodio que originó lo que ya nadie vacila en calificar de auténtico escándalo se produjo el 21 de junio con la determinación del Tribunal de la Sacra Rota de confiscar el libro titulado ‘Via col vento in Vaticano’ (’Lo que el viento se llevó en el Vaticano’) y de impedir su traducción a otros idiomas. De esta manera, la Rota, el máximo órgano jurídico de la Iglesia Católica y en cuyo estrado se ventilan los procesos de anulación de los matrimonios católicos, pretende “tutelar a los jerarcas de la Iglesia contra quienes cree se han vertido calumnias”.

El tribunal ha ido incluso más allá pues ha puesto en marcha un proceso contra monseñor Luigi Marinelli, al que sindica de ser el artífice de la publicación. Marinelli, de 72 años, residente en Roma y jubilado tras siete lustros de actividad eclesiástica, ha confesado que suministró información a los redactores. La Rota cree que Marinelli es el artífice del libro no sólo porque ha confesado que suministró información, sino porque su apellido guarda enormes similitudes con el seudónimo del autor: “Il Millenari”.

Marinelli fue citado a declarar el pasado 16 de julio pero no compareció. De momento, él se ha erigido como portavoz del grupo que reunió los datos aportados por ‘Lo que el viento se llevó en el Vaticano’. “Les he contado (a los redactores) el drama sufrido por mí y por otros defenestrados. Somos un grupo de italianos y no italianos”, señaló recientemente.

Fuentes vaticanas han criticado a Marinelli. Dicen que ha inventado situaciones y dado información falsa en venganza por no haber alcanzado mejores posiciones dentro de la curia.

¿Centro de corrupción?

El libro sostiene que “la moralidad del Vaticano está infestada de intriga, corrupción y favoritismos”. Y desgrana, a lo largo de sus 288 páginas, una serie de denuncias comprometedoras. Asegura que un prelado vio trunco su ascenso a cardenal cuando se le descubrió entrando a Suiza con una maleta llena de dólares. Cuenta cómo un obispo malversó fondos eclesiásticos para sostener a un hijo ilegítimo. Y relata la forma como varios jerarcas urdieron una trama para infiltrarse en logias masónicas.

También revela el poder adquirido junto a la basílica de San Pedro por el denominado ‘lobby polaco’, cercano al corazón de su compatriota, el pontífice Karol Wojtyla. Alude a escenas de homosexualismo entre los altos prelados, uno de los cuales habría dicho que hizo “votos de homosexualidad para no perseguir a las mujeres”. Y menciona la celebración de misas satánicas dentro del Vaticano, cuyos participantes acudían a la ceremonia desnudos de la cintura para abajo.

Pero quien sale peor librado es el papa Pablo VI. Según el libro, cuando Giovanni Battista Montini era apenas arzobispo de Milán le hizo llegar una dura reprimenda escrita al obispo de Novara sin tener en cuenta los problemas cardiacos de este que, al leerla, cayó fulminado de un infarto. De allí que una vaticanóloga estadounidense radicada en Roma le haya dicho a The Guardian que no sabe cómo, después de la divulgación del libro, “podrá sobrevivir el plan de santificar a Pablo VI”.

Las 7.000 copias de la primera edición de ‘Lo que el viento se llevó en el Vaticano’, autodenominado como “panfleto de carácter religioso” y editado por la modesta Kaos Edizioni, habían pasado casi inadvertidas en las librerías de Italia tras su impresión en febrero de este año. Desde junio, con la prohibición vaticana que a muchos recuerda los días negros de la Inquisición, no sólo se han agotado. Ahora son miles los europeos que quieren un ejemplar.

 

 

 

{
}
{
}

Deja tu comentario El vaticano y el homosexualismo

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.