Avisar de contenido inadecuado

Saludos del Hno. Edwin Mauricio (Junio16)

{
}

Espero que los visitantes del blog que son padres hayan pasado un feliz día con los suyos. Yo me sentí gozoso al lado de los que incondicionalmente me aman. Recuerdo que en todos estos años de pastor enseñé a los hermanos que el culto público a Dios no debe enfocarse en ninguna cuestión que no sea la adoración a nuestro Creador. Siempre insistí que no hay culto del día del padre ni de la madre, mucho menos culto de cumpleaños. Creo que hay una degeneración del concepto de la reunión de los creyentes como iglesia, de igual manera ha degenerado el entendimiento de la dignidad del ministro.

Lamento conceptos que aseguran que el pastor no viste cualquier ropa (sólo de buena calidad y precio), que no come cualquier cosa en cualquier restaurant, que no se le debe dar cualquier regalo. Uno de estos pastores engreídos pedía el comprobante de pago de su regalo para saber el precio exacto. Una actitud deplorable que siempre rechazaré es que los pastores promuevan su regalo usando a sus subalternos y a su propia esposa, de hecho él mismo promueve los regalos de su esposa. Sé de "pastoras" enfadadas porque el regalo no colmaba sus altas expectativas. La pesada cuota que se exige de los anexos de la iglesia madre (mala madrastra) es agobiante, de hecho este interés carnal hace que algunos pastores no quieran que sus anexos se independicen como iglesias autónomas, quieren mantener sus tributarios. Los pastores que tienen autoridad sobre otros clérigos (llamados presbíteros) siempre cuentan con la "disposición" de muchos interesados en anotarse puntos y futuros favores de sus superiores, estos no escatima en regalitos para llenar el ojo.

Esto por supuesto no es nuevo, siempre se llamó simonía, pero este abuso no debe ser soportado ni pasado por alto. No hay mandamiento del Señor Jesús para aguantar atropellos de los que se supone están al cuidado del rebaño. Lo más nauseabundo de esto es el uso de la amenaza y el chantaje. Depende de los creyentes remover el pesado yugo de los hombres y vivir esclavos solo de Jesús.

1 Corintios 7:23

Por precio fuisteis comprados; no os hagáis esclavos de los hombres.

Hasta la próxima semana

Edwin Mauricio Alza
Hermano en el Mesías Jesús.

{
}
{
}

Comentarios Saludos del Hno. Edwin Mauricio (Junio16)

Generaciones de víboras Ustedes son los causantes y hacen tropiezo a tantas personas, Arrepientanse y conviértanse a Dios.
juan juan 09/07/2015 a las 03:41
Exacto Juan. Así son estos lobos rapaces que devoran al rebaño.

Deja tu comentario Saludos del Hno. Edwin Mauricio (Junio16)

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.