Avisar de contenido inadecuado

Hablar lenguas: un don verificable

{
}

Hablando de lenguas (= Idiomas)

Anthony F. Buzzard.

 TAGS:undefined

Es justo que los cristianos ejerzan su derecho a la "prueba de todas las cosas con cuidado." Un público que no están bien educado en el texto de la Escritura puede ser engañado por pasajes sacados de contexto. Cuando Pablo dijo: "Deseo que habléis todos en lenguas" (glossa en griego significa lenguaje o idioma, 1 Cor. 14: 5), no se puede haber contradicho a sí mismo. En un capítulo anterior (el capítulo 12 es para ser leído antes del capítulo 14, como es de ¡sentido común!) Pablo explica expresamente que los diferentes creyentes en el cuerpo de Cristo tienen diferentes dones (charismata). No todos tienen el mismo don, como en una orquesta no todo el mundo toca la flauta. Decir que todo creyente debería o podría ejercer el don de lenguas es una contradicción a Pablo. No tendría tanto sentido que todo el mundo suponga que deba "hablar en lenguas [otros]" es igual como decir que todos son apóstoles.

Las sencillas palabras de Pablo en 1 Corintios 12 han sido manipuladas para causar una confusión y división innecesarias. "¿todos hablan en lenguas?" Positivamente no, Pablo dijo (1 Cor. 12:30). Esto no ha impedido que algunos comentaristas inescrupulosos han destrozando la enseñanza de Pablo e insisten en que todos los cristianos deben ejercer el don de lenguas, supuestamente sobrenaturalmente hablado. Muchos luego fueron persuadidos para abrir la boca y dejar que los sonidos salgan. El truco les convenció de hecho que habían conseguido "eso" - la habilidad para llevar a cabo la capacidad bíblica de hablar en otras lenguas. Aquellos que fueron enseñados no fueron disuadidos ni por un momento por el hecho de que los parladores en "lenguas" se podrían encontrar en todos los ámbitos de la religión. De hecho los monjes tibetanos, los mormones, católicos y budistas han sido grabados como capaces de tener el mismo "don".

Ignorada, sugiero, fue la orden que debemos "probar todas las cosas." En primer lugar no se le ocurrió a los resultados por algunos médicos al investigar los frutos de sus instructores. Uno de esos grupos estaba rotundamente en contra del bautismo de agua y muy a favor de un don universal de lenguas - rotundamente, es decir, se opusieron a Jesús y el mandato Apostólico que los creyentes deben someterse al bautismo en agua como un marcador reconocido públicamente por formar parte del cuerpo (Hechos 10:48, etc.). Pablo, en su sabiduría, después de haber explicado que no todos tienen el mismo don, pasó a instruir que el que esté dotado de un idioma está obligado "a orar para que pueda traducir (interpretar) lo que dice", para que la iglesia puede ser edificada y darle instrucciones. Después de todo, el inteligible "profetizar", es edificante y de instrucción, es un regalo muy superior al regalo de la lengua, a menos que este último se haga evidente por la traducción.

Trate de hacer esto: Pida a los que afirman el don de lenguas traducir para el bien público. O pídales que digan qué idioma están hablando. Esta apelación a 1 Corintios 14:13 puede causar perplejidad. Su "lenguaje" nunca ha sido verificado ni traducido para el público en la iglesia. Pablo da una definición fundamental del "hablar en lenguas": Son Idiomas hablados sobrenaturalmente como una señal para los incrédulos (1 Cor 14:22.). Pero ¿cómo se aplica esto a un idioma hablado siempre en privado y nunca en público? Pablo tiene una forma inteligente aquí para que el "lenguaje" de closet de oración salga a la luz pública, a efectos de su verificación e inteligibilidad. De lo contrario, podría ser presa de una experiencia imaginada, potente, sin duda, pero no genuina.

Como una señal de gran alcance para los no creyentes, donde bien el evento increíble en Hechos 2 parece encajar. Aquí se juntó una multitud de creyentes potenciales en el Mesías, lo que representó alrededor de 15 diferentes lenguas nativas. Los Apóstoles luego comenzaron, después de un sonido recio de viento y una manifestación visible de lenguas de fuego, a proclamar en otros idiomas. Este fue un gran milagro de lengua o idioma no aprendido. Ciertamente, fue más que un milagro de la audiencia. Lucas dice lo contrario. "Ellos comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les proporcionó que hablasen" (Hechos 2: 4). Varios extranjeros, cuya residencia se encontraba en diferentes tierras, entendieron lo que se decía.

Sin duda fue un milagro seguro y verificable. Pero lo que se conoce hoy con el nombre de "lenguas" (en realidad "idiomas") parece estar muy lejos de el fenómeno bíblico. Debemos tener cuidado con el riesgo de caer en una forma de autoengaño.

{
}
{
}

Deja tu comentario Hablar lenguas: un don verificable

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.