Avisar de contenido inadecuado

La fe de Abraham y el Evangelio Popular

{
}

 La fe de Abraham y el Evangelio popular

Es costumbre que los evangelistas presenten el evangelio de la siguiente manera: Romanos 10: 9, 13: "Si confiesas con tu boca que Jesús es Señor y crees en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo ... Quienquiera que invoque el nombre del Señor ". Sobre esta base, se invita a la gente a creer y luego tener la seguridad absoluta de la salvación. Pero, ¿han oído realmente el Evangelio cuando no se hace ninguna mención de la propia predicación del Evangelio de Jesús? Uno de los ejes principales de la fe de Abraham es desafiar esta versión popular, reducida y por lo tanto engañosa de la salvación (lo que un presidente del Atlanta Bible College se refirió como un "evangelio eviscerado" en 1982). Nuestra fe señala que en la parábola del sembrador la recepción del propio mensaje del Evangelio de Jesús sobre el Reino se presenta como la base indispensable para la salvación. Así, en Lucas 8:12, "Cuando alguno oye el mensaje [del Reino, Lucas 4:43; 5: 1; Mat. 13:19], viene el diablo y arrebata el mensaje para que no crean y se salven. "Obviamente, esto hace que la aceptación del mensaje del Reino sea la fundación de la salvación. Y, evidentemente, el diablo trabaja duro para deshacerse del mensaje del Reino.

Más tarde Pablo advirtió que los que no se librarán en el juicio son los que "no abrieron sus mentes para aceptar el amor de la verdad para ser salvos" (2 Tes. 2:10). Jesús vincula la salvación a la aceptación voluntaria de su propio reino Evangelio. Lucas 8:12 y Hechos 8:12 son versos de gran éxito y merecen un lugar en nuestros refrigeradores como recordatorios diarios. En el libro de los Hechos Lucas dice que Felipe y Pablo siempre presentan el Reino, así como lo referente a Jesús a sus potenciales conversos: Hechos 8 :12, 19: 8, 20:25, 28:23, 31. En esto estaban siguiendo fielmente el propio ejemplo de Jesús
de proclamar el Reino de Dios como el Evangelio (Lucas 4:43.; Mateo 13:19).  

Romanos 10

¿Por Romanos 10, vamos a creer que la fe en el Evangelio del mensaje de Jesús sobre el Reino ya está obsoleta? ¿Es suficiente sólo invocar al Señor y creer en su muerte y resurrección? ¿Esto también significa que el bautismo no es necesario? Romanos 10 es demasiado fácilmente mal entendido de una manera tal como para ponerlo en contra de la enseñanza de Jesús. No nos atrevemos a Oponermos paso a paso, mucho menos poner a pPablo en contra de Jesús. Si leemos con atención, sin embargo, en Romanos 10 y en otros lugares en los romanos y los Hechos, encontramos que Pablo siempre predicó el mismo evangelio como Jesús. Romanos 10:14 dice: "¿Cómo creerán en aquel de quien no han oído [predicando]?" [1] En otras palabras, uno debe escuchar a Cristo predicando con el fin de creer. Esto significa que el Cristo resucitado sigue proclamando el mismo mensaje del Reino a través de los Apóstoles. Esto es lo que Jesús requiere en la gran comisión en Mateo 28:19, 20. Pablo se refiere en Romanos 10: 8 como en romanos 16:25 define el evangelio de Pablo como la "predicación de Cristo", es decir, el mismo mensaje que Cristo predicó, no sólo un mensaje acerca de Cristo "mensaje de fe que predicamos.". En Romanos 1: 1 Pablo describe el Evangelio como el "Evangelio de Dios", es decir, del mensaje de la salvación de Dios. Cuando Jesús comenzó a predicar en la tierra él también proclamó el Evangelio de Dios (Marcos 1:14, 15).

Sólo hay un Evangelio de Dios y es el Evangelio del Reino de Dios. En Romanos 10:17 Pablo concluye que "la fe es por el oír y el oír por el mensaje del Mesías." Una vez más vemos que es el mensaje del Reino que debe ser comprendido y recibido por el converso del Mesías. No es de extrañar entonces que Pablo resume todo su ministerio como "el anuncio del Evangelio acerca del Reino" (Hechos 20:25). Este Evangelio del Reino es exactamente el mismo que el "Evangelio de la gracia de Dios" que se menciona un versículo anterior (Hechos 20:24). La predicación de la Palabra del Reino (Mat. 13:19) Jesús es la base de la predicación de Pablo. El Evangelio en el Nuevo Testamento claramente va de nuevo a las mismas palabras de Jesús. No se ha predicado el Evangelio de Cristo al hablar sólo de la muerte y la resurrección de Jesús. Los siguientes versos hacen esto muy claro y deben ser tomados como advertencias proféticas de nuestro tiempo: 1 Timoteo 6: 3: "Si alguno enseña una doctrina diferente y no está de acuerdo a las sanas palabras, las de nuestro Señor Jesucristo, y a la doctrina que es conforme a la piedad, está envanecido ..." 2 Juan 7-9: "Porque muchos engañadores han salido por el mundo, quienes no confiesan que Jesucristo ha venido en la carne ... Cualquiera que se extravía, y no persevera en la doctrina de Cristo, no tiene a Dios. El que permanece en la enseñanza [de Cristo] sí tiene al Padre y al Hijo ".

Hebreos 2: 3: "¿Cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande? Después de que se anunció en primer lugar a través del Señor, se nos confirmó por los que oyeron "(cp." Dios en estos postreros días nos ha hablado por medio de un Hijo, "Heb. 1: 2). (Esto significa, por supuesto, que Dios no habló a través de su Hijo antes de ese tiempo. El Hijo aún no había llegado a existir.) 2 Timoteo 1:10: "[Jesús] trajo la vida y la inmortalidad a la luz a través del Evangelio."

Hechos 10:35, 36: "Dios acepta a los hombres de todas las naciones que le temen y hacen lo que es correcto. Usted sabe que el mensaje que Dios envió al pueblo de Israel, anunciando la buena noticia [Evangelio] de la paz por medio de Jesucristo. Usted sabe lo que pasó por toda Judea, comenzando desde Galilea, después del bautismo que predicó Juan ". No puede haber cristianismo aparte de la predicación del Evangelio del Jesús histórico. El cristianismo se basa en las enseñanzas de Jesús. No menos de 20 pasajes en el Nuevo Testamento llaman al Evangelio el Evangelio acerca del Reino de Dios. Se trata de "este evangelio del reino que debe ser predicado a todas las naciones" antes del final de la edad y que el regreso de Jesús acontezca (. Mateo 24:14). Cada uno de nosotros puede desempeñar un papel en la propagación de ese precioso Evangelio del Reino acerca de la inmortalidad y de la participación en la maravillosa era de paz que Jesús introducirá cuando regrese.

El Evangelio del Reino de Jesús es, de hecho, la semilla de potencia de la vida indestructible. El Código Da Vinci llama caprichosamente la "fuente del poder de Dios en la tierra" a la corriente de descendientes físicos de Jesús, quien estuvo casado con María Magdalena. Jesús no tiene descendientes físicos. Incluso si los hubiera, no tendrían valor espiritual si no fueran convertidos. El punto entero del Nuevo Testamento es que debemos llegar a ser la familia espiritual de Jesús a través de su mensaje de su semilla (Lucas 8:11, 12) - la siembra de semillas significa la difusión de la palabra del reino

 

{
}
{
}

Comentarios La fe de Abraham y el Evangelio Popular

Comparto tu articulo, (Lucas 8:11, 12) - la siembra de semillas significa la difusión de la palabra del reino ese es el cometido de los hijos de Dios sin siembra no hay nada que recoger, Feliz dia desde España Bendiciones del Señor,
Hermano Mauricio, soy Rildo Cueto hoy estuve cerca del consistorio y oí que luchito meza anda diciendo con todo sus chacales que ud es un camaleón, que para ganar adeptos ud habla a los solo Jesus como ellos quiere, que ud. habla a los de Jehova solo con ese termino y a los que quieren oir con Jesus les habla de Jesucristo y si alguien quiere hablar del Espíritu Santo les habla de igual manera. Tambien dice que ud. tiene una mezcla de testigos de Jehova con Solo Jesus y con los de G12. Yo no se si es cierto, yo leo su blog y siempre entiendo que Jehova es uno, Jesus su hijo es otro y que el Espíritu Santo es el Espíritu de Jehová el Padre. Yo ni me atrevo a tocar esto con Luchito porque de inmediato me votan, seria bueno que ud le expusiera directamente lo que cree, para que deje de hablar sandecez.
Cueto Cueto 25/11/2014 a las 00:09
Me causa gracia Rildo. En este blog publico solo artículos que ponen de manifiesto una sola posición teológica desde hace 15 meses, incluso eliminé antiguos artículos con la teología que deseche tras 25 años de evangélico. Creo que con tanto material queda clara mi mente teológica. Es igual en mi blog unitariobíblico.obolog.com. (tengo artículos desde el 2009) ó sanosenlafe.blogspot.com. ó doctrinasdelaescritura.blogspot.com. lo que pasa es que hay personas que opinan sin enterarse bien. Eso es insensatez.

Deja tu comentario La fe de Abraham y el Evangelio Popular

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.