Avisar de contenido inadecuado

Evidencia genética : El talón de Aquiles del mormonismo

{
}

 

          

El cuerpo creciente de evidencia de la antropología molecular ha socavado fatalmente ciertas enseñanzas de los Mormónes (LDS) y los escritos fundacionales del profeta José Smith. Esto pone al resto de la doctrina SUD en tela de juicio, como el Libro de Mormón es considerado por los mormones como el texto más correcto en existencia y es la piedra angular de su fe.

De acuerdo con la enseñanza de LDS, una antigua familia hebrea huyó en barco, a una tierra deshabitada en Centroamérica en el año 589 aC El padre de esta familia, Lehi, tuvo dos hijos, Nefi y Lamán. Una división se produjo entre los dos hermanos, y una batalla entre ellos, junto con sus respectivos partidarios,. Jesucristo supuestamente se les apareció, trayendo 200 años de paz. Después de ese período, los lamanitas, un pueblo descrito como ocioso, lleno de maldad, y tener la piel negra, destruyeron a los nefitas, un pueblo sofisticado de piel clara. Los lamanitas, un remanente de la casa de Israel, que en última instancia, son los antepasados principales de los nativos americanos. Esta cuenta se enseña como doctrina de la Iglesia entre los mormones y se considera la historia de los hechos.

Este modelo LDS de los orígenes de la población norteamericana sufre graves problemas cuando los datos científicos se toma en consideración. La Huella genética, llevada a cabo a través de técnicas de análisis como el cromosoma Y y el ADN mitocondrial (ADNmt), puede mostrar la relación genética entre los diferentes grupos de personas mediante la detección de la ascendencia común y las fechas aproximadas de divergencia. La conclusión de una amplia investigación en este campo, conocida como la antropología molecular, es que las poblaciones de indígenas americanos no muestran evidencia de tener un origen hebreo. El análisis de ADN ha revelado que el 99,4% de las tribus nativas americanas esparcidas por América del Norte y del Sur tienen mtDNA and ADN del cromosoma Y de la parte norte de Asia Oriental, en las cercanías de Siberia. El otro 0,6% de los nativos americanos muestran linaje mtDNA europeos o africanos, la mayoría de los cuales llegaron después de que Cristóbal Colón (1492). Randall Shortridge, un biólogo molecular de la Universidad de Buffalo (NY) dice: “La abrumadora evidencia niega la afirmación del Libro de Mormón de que el indio americano es un descendiente genealógico de Israel.” Thomas Murphy, un erudito de Mormón y antropólogo, está de acuerdo. Él dice: “Estamos en un dilema ahora. La evidencia genética indica claramente que los indios americanos no son hebreos, que no son israelitas “.

El problema con la enseñanza mormona no se limita a los datos genéticos. La arqueología ha revelado ninguna evidencia de una antigua migración de los Judíos a las Américas. No hay artefactos que unen el Nuevo Mundo con el antiguo Israel. Por otra parte, los estudios lingüísticos señalan origen asiático de los indios americanos, no a la descendencia hebrea. Dr. David Glenn Smith, antropólogo molecular en la Universidad de California, Davis declara: “Existe un consenso generalizado entre los antropólogos de hoy, de todas las sub-disciplinas de la antropología, que la patria de los nativos americanos es el Este de Asia”.

La comunidad mormona ha respondido a la evidencia científica de diferentes maneras. Algunos han explicado la falta de conexión entre los datos y el Libro de Mormón mediante la restricción de los nefitas y los lamanitas a una pequeña región de América Central y afirmando que todos los rastros de ADN israelita se perdió a través del matrimonio con otros grupos de personas. Otros han descontado en gran medida las conclusiones extraídas de los estudios genéticos, alegando insuficiencia de los estudios de ADN mitocondrial para establecer ascendencia con certeza. Otra respuesta ha sido la de tomar el Libro de Mormón con fe ciega y se supone que los datos actuales no son lo suficientemente amplios como para destruir la credibilidad del modelo LDS para la migración humana.

Al igual que otras ciencias históricas, la antropología molecular tiene sus limitaciones, y el análisis de los datos consiste en una medida de la interpretación humana. Las conclusiones que ofrece esta disciplina en realidad deben considerarse con esto en mente. Sin embargo, el escepticismo general expresado por la comunidad mormona no está justificado. No es sólo la antropología molecular que da  la inverosimilitud total de una antigua migración hebrea al nuevo mundo y la idea de que los indios americanos son sus descendientes. Estudios de arqueología, antropología biológica, lingüística y todos corroboran los hallazgos moleculares en un grado impresionante. No esperaríamos que esta armonía de las conclusiones multi-disciplinarias ocurran si los datos moleculares serian razonablemente fiables.

En cuanto a la hipótesis de que los lamanitas se quedaron en América Central como una pequeña población, esto es altamente improbable. Debe haber al menos un rastro detectable de contribución incluso de una pequeña población a la reserva de genes de esa región. Además, la hipótesis de una pequeña población centroamericana requiere de un rechazo a las enseñanzas directas de José Smith y el Libro de Mormón, la misma cosa que la comunidad mormona está tratando de evitar. También es interesante notar que la iglesia mormona confía en los resultados de análisis de ADN para sus proyectos de genealogía, pero no para determinar la verdad de la ascendencia nativa americana. Thomas Murphy dice: “Hay una contradicción aquí. Si aceptamos la validez de la investigación genética para nuestros programas genealógicos qué podemos aceptarlo por lo que nos dice acerca de los nativos orígenes americanos? “

En contraste con el modelo LDS, el modelo bíblico de la historia migratoria humana no incluye la afirmación de que antiguos hebreos partieron a las Américas. Más bien, la Biblia nos da una historia del pueblo de Israel (algunos de los cuales aún viven en su patria ancestral), una historia que no se ve amenazada por los datos de la antropología molecular, la arqueología y los estudios lingüísticos. La salida del modelo de África de los orígenes humanos y la dispersión, que es el mejor modelo de apoyo de las diversas subdisciplinas de la antropología, indica un origen reciente de la humanidad en o cerca del Oriente Medio y una rápida dispersión de los humanos de esa región con el resto del mundo. Esto encaja muy bien dentro del modelo bíblico, que nos habla de un origen relativamente reciente del hombre en un solo lugar y una dispersión rápida de la humanidad de la Torre de Babel.

En consonancia, las reivindicaciones históricas de la Biblia son validadas por la evidencia externa. No es así con el mormonismo. Según Murphy: “Con el Libro de Mormón, no tenemos una sola, ni una fuente, de la América antigua, en las afueras del Libro de Mormón, la validación de un lugar único, una sola persona, un solo evento”.

Tener un modelo de origen humano que es científicamente plausible es inmensamente valioso en situaciones de evangelización. Al demostrar que el relato bíblico no es dañado por las conclusiones ampliamente aceptadas de la antropología-que, incluso, con el apoyo de ellos, le mostramos al mundo que el cristianismo es un sistema de creencias intelectualmente responsable, una que merece ser considerada seriamente. El modelo LDS, sin embargo, se contradice con importantes resultados científicos y no goza de la credibilidad conferida por evidencia extra-textual

{
}
{
}

Comentarios Evidencia genética : El talón de Aquiles del mormonismo

Hermana sinceramente lei tu articulo de hace varios años y pense que de verdad eras una hermana con ciertas dudas, pero ahora estoy empezando a ver que toda tu pagina se dedica a esto.. Sin embargo no me metere a contestar donde no tengo la respuesta. Lo que si le puedo decir es que tuve la oportunidad de traducir para el Hno. Garth Norman aqui en las ruinas de Tapachula. 
Señalo que muchos monumentos aqui son simetricos, y que al determinar que son simetricos se puede determinar con cual medida se hicieron. Presento como los monumentos mas antiguos fueron medidos con el codo babilonio (el pueblo de Jared vino de Babilonia) y los mas recientes con el codo Judio (Lehi de Israel). Tambien el hecho de que la piedra del árbol de la vida esta a unos dias de la costa oeste de Chiapas, y que Nefi dice haber llegado a la costa oeste y caminaron varios dias antes de establecerse. Para mas evidencias el hermano esta traduciendo su libro "libro de mormon geografia" y lo podras comprar cuando salga.
En cuanto a la DNA, no se la respuesta porque no lo he investigado. Sin embargo ojala (si lees mis comentarios en tus otros articulos) te des cuenta que si acepto la verdad venga de donde venga. No perdere mi fe porque no se esa respuesta especifica, pero ten por seguro que lo investigare para aclararla. 
Kevin Kevin 28/09/2012 a las 02:37

Deja tu comentario Evidencia genética : El talón de Aquiles del mormonismo

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.