Avisar de contenido inadecuado

Infierno en Iglesia de Dios y del Mesías

10/01/2015

Dos destinos: Vida o destrucción.

Los dos destinos del hombre: el fuego o la inmortalidad en el Reino

Anthony F. Buzzard

Jesús se refirió a menudo al terrible destino de los impíos, a saber, su destrucción en el infierno o el fuego del infierno (RVR 60). El infierno de fuego del que hablaba Jesús no era, sin embargo, la interminable tortura de la religión popular. El infierno bíblico o Gehena es muy...

1/12/2013

El infierno de la RV60 es el Lago de fuego

El Gehenna. ¿Figura del infierno o del Lago de fuego?

(gr. guéenna).

El término Gehenna denota un lugar de castigo. Aparece 12 veces en el NT. Guéenna es la forma helenizada de Gê Hinnôm, "Valle de Hinom", un desfiladero cercano a Jerusalén que aparece a menudo en el AT (Jos. 15:8; 2 R. 23:10; 2 Cr. 33:6; Jer. 7:31 ). Allí se llevaba a cabo el bárbaro rito de...

26/10/2013

Los mentirosos tendrán su Lago de Fuego

Tal parece que el Lago de Fuego que arde con azufre fue planeado originalmente para ajusticiar a los ángeles que se rebelaron contra Dios cuando se efectúen las sentencias de Dios. Allí serán lanzados vivos tanto el anticristo como el falso profeta cuando venga Jesús  en el día postrero.

Apocalipsis 19:20

Y la bestia fue apresada, y con ella el falso profeta que...

15/10/2013

Sepultado en las profundidades

Cuando Ezequiel profetiza la destrucción de Egipto usa una metáfora ó lenguaje figurado de los árboles del jardín del Edén representando a los reyes contemporáneos al profeta, se entiende que los árboles del paraíso eran fuertes y hermosos por tener la gloria primigenia de la creación, pero también porque ya en el Edén, Dios tenía el plan eterno donde una secuencia de...

11/09/2013

Vida después de la muerte, pero ¿cuándo?

Vida después de la muerte, pero ¿cuándo?

 

En un artículo pasado, discutimos con cierto detalle el calendario bíblico de la resurrección y recompensas.  Nos parece absolutamente claro, a partir de una masa de versículos de la Biblia en ambos Testamentos, que nadie recibirá una sentencia ó una recompensa, hasta después de la resurrección.  Y la resurrección no...