Avisar de contenido inadecuado

La Economía de Huancayo a mi salida

{
}

A catorce meses de mi salida de la ciudad de Huancayo donde fui pastor por casi cuatro años, son varias llamadas de hermanos de todo el Valle que me preguntan sobre la situación de la economía al momento de salir. Las encargadas de la oficina de Tesorería saben muy bien que quedaron nueve mil dólares en una cuenta judicial producto del acuerdo para desocupar el local de Calle Lima y quedaron casi cuarenta mil nuevos soles en una junta cooperativa presidida por el pastor de Huaycán. Cuatro meses después asistí junto al señor que pastorea Huánuco a una notaria en Miraflores para traspasar la empresa dueña de Radio Studio Alfa que estaba a mi nombre a favor de la Asociación Cultural Bethel. Lo hice así por el temor a Dios que habita en mi corazón. El destino que haya tomado el dinero que quedó en Huancayo lo ignoro obviamente.

Escribo esto en honor a la verdad. Ni un centavo que no fuere mi manutención obtuve de allí. Agradezco si, a los hermanos que pastoreé porque durante esos cuatro años me proveyeron para pagar un tercio de mi camioneta Chevrolet.

{
}
{
}

Deja tu comentario La Economía de Huancayo a mi salida

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.