Avisar de contenido inadecuado

Cristianismo Unitario temprano

{
}


Historia de la Iglesia

Anthony F. Buzzard.

 TAGS:undefined

Escritores de enciclopedias estándar nos dicen este hecho sobre la historia de la iglesia:

"Unitarismo [creencia en el Padre como el" único Dios verdadero "(Juan 17:3) y en Jesús como el Hijo y el Mesías] como movimiento teológico comenzó muy atrás en la historia; de hecho precedió al Trinitarismo por muchas décadas. El cristianismo deriva del judaísmo, y el judaísmo era estrictamente unitario. El camino que llevó de Jerusalén al Concilio de Nicea fue apenas derecho. El trinitarismo del siglo IV no reflejaba con exactitud la enseñanza cristiana temprana en relación con la naturaleza de Dios; fue por el contrario una desviación de esta enseñanza ". [13]

¿Cómo puede la Trinidad remontarse hasta de los padres de la iglesia, cuando el padre de la cristiandad latina claramente no era Trinitario? Tertuliano escribió: "Dios no ha sido siempre Padre. Él no podría haber sido Padre anterior al Hijo. Hubo un tiempo en que el Hijo no existía". [14]

Este famoso padre de la iglesia no suena como un Trinitario. ¿Qué hay de los padres de la Iglesia anteriores, del siglo II? Se dice que fueron Trinitarios para proporcionar una tradición trinitaria continua hasta la Biblia. Pero, ¿qué es lo que realmente creyeron? Un profesor de historia de la iglesia, explica:

"Los escritores cristianos de los siglos II y III consideraron al Logos como la razón eterna del Padre [nota: no el Hijo eterno], pero como no tenía un principio de existencia distinta en la eternidad; él [el Hijo de Dios] la recibió sólo cuando el Padre lo genera desde dentro de su propio ser y lo envía a crear el mundo y gobernar el mundo. El acto de la generación entonces no se consideró como un acto vital eterno y necesario, sino como uno que tuvo un comienzo en el tiempo, lo que significaba que el Hijo no era igual al Padre, sino subordinado a él. Ireneo, Justino, Hipólito y Metodio comparten este punto de vista llamado Subordinacionismo ". [15]

Este punto de vista no es el del Trinitarismo oficial como posteriormente fue establecido. Sin la doctrina del Hijo eterno, co-igual, no hay Trinidad ortodoxa.

 

El Credo de Israel, de Jesús y del cristianismo originario.

Nos parece increíble que Jesús, quien recitó el gran credo de Israel (Marcos 12:28 en adelante) y siendo un judío, podría haber creído en la Trinidad. No existe una Trinidad en el Antiguo Testamento (como las puntuaciones de los eruditos modernos reconocen [16]). Jesús confirma y perpetúa el credo de Israel, que describió a Dios como una sola persona, el Padre. A continuación se define a sí mismo como el Señor Mesías del Salmo 110:1 a quien el Señor el Único Dios habló en un oráculo sobre el futuro. La palabra Adoni (mi señor) nunca es un título de la Deidad (Marcos 12:35 en adelante).

Ningún judío podría haber esperado que su Mesías fuera Dios en el sentido trinitario. De hecho Moisés había predicho la llegada del Mesías al decir que Dios no iba a hablar a la gente directamente, sino a través de una persona "como Moisés", que se levantó de entre los hijos de Israel (Deut. 18:15-18; véase Hechos 13:33). Decir que el Mesías es Dios mismo contradice esta profecía, que anuncia que esta persona no es Dios, sino un profeta humano! Tanto Pedro como Esteban enseñan que se cumplió en el Mesías humano (Hechos 3:22; 7:37), que refleja perfectamente la voluntad y las palabras de su Padre y quién es la "imagen visible" de Dios, pero no Dios mismo. Esta es la imagen bíblica del Mesías tal como lo describe la Biblia hebrea, la Biblia de Jesús mismo y confirmada por Pablo: "Para nosotros [los cristianos] Hay un solo Dios, el Padre y un solo Señor Jesús Mesías" (ver I Cor 8:4-6).

Es evidente que el único Dios es el Padre y en estrecha asociación es el único Señor Mesías (Lucas 2:11). La confesión cristiana que Jesús aprobó es la creencia que "Jesús es el Mesías, el Hijo de Dios." Sobre esta verdad se comprometió a fundar su Iglesia (Mateo 16:18). Juan califica de "mentiroso" a cualquiera que se desvía de la confesión que Jesús es el Mesías, o que él es "el Mesías, el Hijo de Dios" (I Juan 2:22, Juan 20:31). Trabajó contra el error que Jesús era algo mas que humano. Abogó por la fe en el Jesús genuinamente humano (I Juan 4:2; II Juan 9). Cuando las iglesias enseñan que Jesús es "el hombre", pero no "un hombre", tendrían que contar con la aprobación del apóstol Juan.

Es hora que la Iglesia insista, con la Biblia, en el credo que describe a Jesús como "el Mesías hombre" (I Tim. 2:5) y dejar de condenar como herejes a los que confirman la creencia en Jesús como el Mesías y el Hijo sin pecado de Dios (Lucas 1:35), único agente de Dios nacido de una virgen, pero en realidad no Dios mismo.

Un retorno a la religión de Israel y de Jesús, el Judio, permitirá a los judíos y musulmanes de hoy considerar con más simpatía la salvación a través de Jesús, el Mesías, el "único nombre dado bajo el cielo por el cual podamos ser salvos" (Hechos 4:12 ). ²

 

De Jürgen Moltman, El Espíritu de la Vida, 2001, p. 89

"En la medida en que el cristianismo se aisló de sus raíces hebreas y adquirió la forma helenística y romana, pasó lo siguiente:

1) Pérdida de la esperanza escatológica

2) Perdió su solución apocalíptica para 'este mundo' de la violencia y de la muerte

3) La salvación se fusionó con la religión gnóstica tardía de la antigüedad, y:

4) El 'Cielo' sustituyó a la venida del Reino

5) La redención del alma con desprecio del cuerpo reemplazó al espíritu como la fuente de la vida

6) La inmortalidad del alma desplazó la resurrección de la carne

7) La gente espera la huida del alma del cuerpo ".

{
}
{
}

Deja tu comentario Cristianismo Unitario temprano

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.