Avisar de contenido inadecuado

Criando hijos por la senda antigua

{
}

 

Los que somos padres sabemos que los niños y jóvenes confrecuencia utilizan sus mejores métodos de manipulación para conseguir lo que desean.  Desde caras nostálgicas hasta rabietas – o pataletas – que nos avergüenzan, sobre todo si el escándalo lo hacen en lugares públicos.

El dominio propio o auto-control es una virtud olvidada y los padres cada vez menos queremos enfocar nuestros esfuerzos en inculcarles dicha virtud a nuestros pequeños. Ciertamente es una de las tareas mas complicadas y que conllevan mas sacrificio dentro de la enseñanza en el hogar. Los niños son rebeldes por naturaleza y querrán hacer valer su postura a costa de todo y de todos.

Las etapas de  niñez y juventud en la biblia se caracterizan por la necedad, que es contraria a la sabiduría y al dominio propio; en oposición a esto, nuestra sociedad valora de sobremanera la juventud, como símbolo de la belleza, la libertad y el éxito. Las cirugías plásticas se realizan cada vez mas a temprana edad, y las señoritas y jovencitos desean “alargar” eternamente su juventud. Lamentablemente esta es una tarea infructuosa, porque la vejez y la muerte son inevitables.

La biblia contiene numerosos ejemplos respecto a las características propias de los jóvenes y los muchachos. Seguro que podrán indentificarlas facilmente en el comportamiento de vuestros hijos:

“Como el que enloquece, y echa llamas y saetas y muerte, tal es el hombre que engaña a su amigo, y dice: Ciertamente lo hice por broma”. Proverbios 26:18-19

“La necedad está ligada en el corazón del muchacho; mas la vara de la corrección la alejará de él”. Proverbios 22:15

“La lengua de los sabios adornará la sabiduría; mas la boca de los necios hablará sandeces”. Proverbios 15:2

“Oíd, hijos, la enseñanza de un padre, y estad atentos, para que conozcáis cordura. Porque os doy buena enseñanza; no desamparéis mi ley. Porque yo también fui hijo de mi padre, delicado y único delante de mi madre. Y él me enseñaba, y me decía: retenga tu corazón mis razones, guarda mis mandamientos, y vivirás. Adquiere sabiduría, adquiere inteligencia; no te olvides ni te apartes de las razones de mi boca” Proverbios 4:1-5

La biblia también nos proporciona una serie de directrices para lidiar con la necedad característica de nuestros hijos:

“El que detiene el castigo, a su hijo aborrece; mas el que lo ama, desde temprano lo corrige”. Proverbios 13:24

“Los azotes que hieren son medicina para el malo, y el castigo purifica el corazón”. Proverbios 20:30

“Lo castigarás con vara, y librarás su alma del Seol”. Proverbios 23:14

“La vara y la corrección dan sabiduría; mas el muchacho consentido avergonzará a su madre”. Proverbios 29:15

El culto a la juventud es el nuevo dios de este siglo, el culto a la necedad y a la rebeldía pasaron a ser parte importante dentro del quehacer “religioso” del mundo posmoderno.

En este escenario ¿qué debemos hacer los padres para palear este pr0blema? ¿cuáles herramientas nos han sido dadas para proteger a nuestros pequeños de este mal incurable?

En la biblia se menciona que el dragón perseguirá a los descendientes de la mujer y les hará la guerra. No debemos bajar los brazos porque el diablo anda como león rugiente buscando a quien devorar. Es cierto que Dios nos protege del mal, pero también nos ha dado las herramientas que deben ser utilizadas, tales como la lectura diaria de la Palabra a nuestros hijos, la oración y la exhortación bíblica continua. Es nuestra responsabilidad como padres ejercer esta mayordomía con nuestros hijos,  por la que se nos pedirá cuenta.

Betty Burger, en un documento publicado en la página de “Contra-mundum“, escribe lo siguiente:

Las familias y la iglesia se hallan envueltas en una batalla por las mentes de los niños, y en gran medida la guerra se gana o se pierde sobre la base de quién o qué los niños llegan a creer que son.

Hubo una vez cuando se consideraba normal que los niños fuesen vistos pero no escuchados en presencia de los adultos. ¿Era esto una falta de respeto para los niños? Quizá algunas veces, pero la noción subyacente era que los niños querían crecer para llegar a ser adultos dignos. Con el propósito de hacer eso tenían que observar de manera quieta modelos de conducta adulta en acción con el objetivo de aprender a ser como ellos.

En vez de eso nuestra cultura con frecuencia deja que los niños dominen la conversación en presencia de los adultos.

Desde los años sesentas nuestra sociedad ha llegado a considerar una virtud el dejar las cosas sin control. El auto-control que una vez se requería de una dama o de un caballero es algo pasado de moda. Algunos incluso consideran algo cruel esperar que los niños se controlen a sí mismos.

Atesorar cualidades piadosas – y valorarlas como herencia a dejarles a nuestras futuras generaciones – debe ser nuestra prioridad. De lo contrario estaremos dejando a la intemperie a los pequeños y perderemos otra oportunidad para contrarrestar la decadencia y la relajación moral de nuestra sociedad.

Betty Burger da una serie de “sugerencias prácticas para implementar el cambio”:

Modele una conducta adulta dignificada, una que nuestros niños se sientan orgullosos de imitar. Ponga el ejemplo como los apóstoles lo hicieron para nosotros (Fil. 4:9). ¿Qué características tiene un adulto con dignidad? Lea Tito 2:1-5 para observar un modelo de cómo debiese verse una conducta madura. Aún en los asuntos simples establezca el ejemplo como un adulto respetable, póngase de pie y siéntese como uno. Los reyes y las reinas no arrastran los pies. Edifiquemos, desde los días más tempranos de nuestros hijos, la imagen de quienes son en nuestras mentes.

Cuando nuestros pequeños hijos venían gritando, ¡Mamá, mamá! Yo contestaba: ” Sí, Pequeño Príncipe (o Princesa)”. Y siempre recuerda, es algo sorprendente que Dios nos haya dado dominio. Maravíllese de ello a la manera en que el salmista lo hace en el Salmo 8, y conservará el sentido apropiado de la humildad.

Enseñe Auto-Control
Vigile sus reacciones, sean verbales o de cualquier otra índole, ya sea que esté esperando en el tráfico o goteando de la humedad en el servicio de adoración. Enséñeles a sus hijos a
controlar sus cuerpos y sus lenguas. Se pueden sentar quietos y ser respetuosos. Podemos controlar lo que hacemos e incluso lo que pensamos. De hecho, se requiere de nosotros que hagamos esto (Fil. 4:8). Pero no podemos darles a nuestros hijos lo que nosotros mismos no poseemos. El auto-control es una parte del fruto del Espíritu, y se ha dicho que no puede tener ninguna de las otras partes sin esa parte primero (Gál. 5:22-23).

Practique y Enseñe el Respeto por las Personas Mayores.
Dele su tiempo a sus padres y a la familia extendida. Enséñeles a sus hijos a valorar su sabiduría (incluso si no son creyentes) valorando su presencia y desarrollando relaciones con ellos. Asegúrese de que sus hijos se dirijan a cualquiera que sea lo suficientemente mayor como para ser su padre usando su apellido y título. Si no tiene abuelos para sus hijos, visiten un asilo y edifique relaciones con los miembros de mayor edad de su congregación. Obedezca literalmente Levítico 19:32. Y no se preocupe si su cabello se está poniendo gris. Recuerde, es una corona de gloria si se encuentra en el camino de la justicia
(Prov. 16:31).

Cultive Activamente la Imagen de Dios en Usted
Plante un jardín, lea un libro para ensanchar su mente, muéstreles a sus hijos que le gusta aprender, embellezca su hogar de maneras simples. Especialmente valore el lenguaje.
Enseñe gramática, dicción, la articulación apropiada, ortografía, la comunicación oral efectiva y destrezas de escritura. En historia muestre lo que le sucede a las culturas que rechazan la elevada visión bíblica de la gente. En ciencia examine la filosofía subyacente del conservacionismo y del ambientalismo. Sobre todo, rehúse de todas las maneras posibles ser un salvaje o alguien simplemente inmaduro. Los salvajes nunca ejercieron mucho dominio sobre la tierra (Gén. 1:26-28). Nosotros tampoco lo haremos si nos contentamos con ser gente de mente estrecha, que saben poco acerca de cualquier cosa.

Tome Dominio y Sojuzgue el Rincón de Su Mundo que Dios le Haya Confiado. Limpie sus roperos o su cochera; organice sus libros, el escritorio, o la cocina; arranque la mala hierba de su jardín. Después que haya puesto el ejemplo, demande de sus hijos que sean responsables con su tarea, sus posesiones y su apariencia. No podemos sojuzgar la tierra si primero no podemos sojuzgarnos a nosotros mismos con Su gracia.

—————————————————–

Betty Burger – “Criando Damas y Caballeros”, www.contra-mundum.org http://www.contra-mundum.org/castellano/burger/Crian_DamCab.pdf

{
}
{
}

Comentarios Criando hijos por la senda antigua

Surfeando por paginas Cristianas he encontrado su relato fiel a lo que la Biblia prescribe sobre como se debe de disciplinar a los hijos cuando es necesario hacerlo.
Muchos pastores Evangelicos y tambien clerigos de muchas otras ramas del Cristianismo ahora despues de que han pasado ya dos mil años de Cristianismo y casi cinco mil de Judaismo intentan por todos los medios dulcificar aquellas expresiones Biblicas que les parecen contrarias a los patrones educativos que rigen la sociedad actual tanto en el entorno docente como en el familiar .
No es la primera vez que en algun que otro foro algun pastor o bien algun aficionado a la interpretacion Biblica intenta convencernos que cuando la Biblia habla de la vara de correccion no se refiere a dar azotes con una vara de madera a un hijo que nos ha cometido una maldad o desbediencia muy grave .
Dios es muy claro cuando ¡¡¡ castigalo con vara !!!  y por muchas vueltas que algun pastor o interprete de la Biblia intente decirnos que cuando Dios dice eso no se refiere a dar una zurra a un hijo en el trasero llega muy tarde pues son ya varios miles de años que llevamos de JudeoCristianismo para que ahora nos venga alguien que no tiene ni idea de hebreo antiguo a intentar lavarnos el cerebro con tonterias .
Dios ordena a los  padres zurrar las nalgas a sus hijos e hijas con una vara flexible de madera cuando no es posible de otra forma corregirlos por otros metodos no-dolorosos.
Asi lo hace mi marido en nuestro hogar cuando se ve obligado a corregir a nuestras hijas de 11 ,12 y 15 años de edad por haberles cometido una maldad de extrema gravedad o una desobediencia muy grave cuando se da el caso mi esposo agarra a la hija que le ha cometido la maldad la lleva para el cuarto de estar , una vez alli juntos conversan sobre la maldad cometida , luego mi esposo procede a leer la Biblia ante su hija y una vez terminada la lectura de algun parrafo que se relaciones con la maldad cometida le pide a su hija que pida perdon a Dios por la maldad cometida , una vez esta lo ha hecho agarra a su hija por un brazo se la lleva al cuarto de lavar y una vez alli agarra la vara flexible de madera con la que castiga a nuestras hijas y despues de poner a la hija a la que va a castigar inclinada sobre una silla sin respaldo la sujeta a  la misma firmemente y acto seguido agarra la vara y le zurra las nalgas con ella tan duro y tantas veces como sea preciso para corregir la maldad cometida , mi esposo siempre castiga a nuestras hijas aplicando la vara con bastante severidad .....pero siempre en proporcion a la gravedad de la falta cometida hace menos de un mes tuvo que castigar a nuestra hija mayor de ese modo , fue cuando regreso del colegio al que va por haber insultado groseramente a su profesora , esta profesora tiene ya casi 70 años y tanto por su edad como por su funcion se la debe de respetar siempre , pues bien cuando ya al ultima hora de la tarde nuestra hija regreso del colegio ya sabiamos lo ocurrido porque la directora nos habia llamado por telefono , mi esposo le pidio a la profesora vejada e insultada que viniera con la muchacha a nuestra casa al finalizar la ultima clase de la tarde , asi lo hizo y cuando llego a casa acompañando a nuestra hija mi esposo agarro a la niña y alli mismo delante de su profesora agarro la vara y le zurro las nalgas tan duro con ella que desde esa tarde nuestra hija no volvio a insuttar ni a faltar al respeto de nuevo a su profesora , por mucho que digan ahora algunos pastores y otros clerigos de nuevo cuño sobre el significado de lo que Dios ha plasmado en la Biblia no hay ningun otro metodo de correccion tan eficaz como los azotes en las nalgas con una vara flexible , otros metodos suelen fallar muy a menudo pero los azotes con la vara jamas fallan , a veces tardan en dar sus frutos pero la vara siempre gana y por mucho que digan algunos sicolgos y siquiatras sobre el hecho de que esta puede dañar la salud fisica y sicologica de nuestros hijos todas nuestras hijas gozan de una excelente salud fisica aun en los casos en que sus nalgas han sido castigadas fuertemente con la vara , todo lo mas que la vara causa son marcas en forma de rayas sobre la piel que en un par de dias como mucho desaparecen por completo sin dejar el mas minimo rastro.
Para terminar animo a los padres que sean Cristianos a que usen la vara cuando sea necesario corregir a sus hijos , yo por la experiencia de mi propia familia aconsejo la aplicacion de la vara a hijos que hayan cumplido ya  los 10 años  pues no es aconsejable disciplinar con vara a hijos menores de esa edad ni a mayores de 17 años aunque mucha gente diga que la vara debe aplicarse desde temprana edad .
Lucia Villar
lucia lucia 03/09/2011 a las 20:51
Ante todo felicito al propietario de este blog , es muy valiente al abordar la problemàtica de la disciplina de los hijos desde el punto de vista de La Biblia .
Me gusta el enfoque que le da usted a su blog y tambièn el ilustrativo titulo de educar por la SENDA ANTIGUA a los hijos .
Ojalà Dios quisiera que todos los padres le escucharan con atenciòn , acabo de leer el post de la señora Lucia y estoy de acuerdo con ella en todos y cada uno de los puntos que trata en su post .
Yo soy padre de varios hijos ,tengo un hijo de 10 años y dos hijas de 12 y 13 años ( Cristina y Patricia esta es la mayor  ) . Hasta que cumplieron los 11 años de edad jamàs me dieron ni un solo problema de cometer maldades ni desobediencias muy graves , solo las tipicas travesuras propias de la edad infantil y por las que yo jamàs las he castigado no ya corporalmente sinò tampoco con castigos no-corporales como periodos de reclusion en casa los fines de semana , darles menos dinero los fines de semana etc etc.
Pero no se que pasò que a partir de los 11 años se volvieron de la piel del Diablo y empezaron a cometer pequeños robos , faltas de respeto a sus mayores , ancianos incluso , a sus profesoras en su colegio , a faltar reiteradamente a su colegio , incluso llegaron al extremo de falsificar las notas de calificacion escolar .
En principio recurri a castigos de reclusion los fines de semana en casa que ni cumplian porque yo a veces me tengo que ir a trabajar los fines de semana y mi esposa trabaja en un restaurant por lo que no hay nadie en casa para vigilar a las muchachas .
Como las cosas se pusieron cada vez peor al final decidi recurrrir al castigo corporal pues era el unico del que yo estaba totalmente seguro que cumplirian pues del de reclusion en casa se iban de casa el fin de semana y regresaban a la misma un par de horas antes de que yo regresara.
LLegò un momento que me canse de tanta tonteria por parte de mis hijas y decidi recurrir al uso de la vara , los azotes en las nalgas con la vara son medicina para el necio segun Dios dice en la Biblia .
Lo primero que hice fue buscar una vara que no fuera rigida por miedo a causar contusiones graves en las nalgas cuando me viera obligado a aplicarla a mis hijas, pedi al pastor de la iglesia a la que asisto con mi familia que me aconsejara sobre el tema y me dijo que las varas rigidas no valen para la aplicacion del castigo corporal , me aconsejo una vara de roten o rattan indonesio pues segun el es la que siempre usaron los profesores en las escuelas del Reino Unido antes de que el gobierno prohibiera el castigo fisico por ley .
Consegui un buen par de varas de roten en una tienda de muebles de jardin y desde el mismo dia que empece a zurrarles las nalgas con ellas a mis hijas se acabaron las maldades , las desobediencias ,las ofensas y todo lo demas , fue la solucion perfecta al problema de las maldades y la rebelion de mis hijas pues las freno en seco de raiz.
Ahora despues de esa experiencia que comparto con ustedes que vengan los sicologos a decir que los azotes tramatizan a nuestros hijos , lo unico que les traumatizan a nuestros hijos son sus nalgas que se las ponen a doler pero ¡¡¡ a doler tanto que no vuelven a repetir la maldad cometida !!!.
Aquellos hijos que no responden al dialogo y al consejo si responden a la vara cuando esta les deja las nalgas ardiendo de dolor , entonces si que obedecen , y dejar de cometer maldades y ademas erradica cualquier mal comportamiento que tengan .
Nada mas que cada padre y cada madre saque sus propias concluisones.
GERARDO MARCANO
Gerardo Marcano Gerardo Marcano 18/01/2012 a las 01:21
Estimados hermanos en Cristo estoy totalmente de acuerdo ustedes .
Mi marido Oscar y yo tenemos cuatro hijos , tres hembras y un varoncito ,sus edades son 15,13,12 y 10 años el mas chiquito.
Con excepcion del varoncito que aun es muy chiquito para darnos problemas graves al resto de nuestra descendencia , las tres hijas de 15,13 y 12 años cuando nos dan problemas muy graves  de conducta su padre les azota las nalgas o bien con la vara de madera  o bien con el mandador de correas pero ¡¡ bien azotadas !! .
El mes pasado Yelisa nuestra hija mayor de 15 años acabò el pasado dia  Viernes 17 de Febrero con las nalgas ardiendoles de dolor a consecuencia de la fuerte zurra que su padre le dio en ellas con el mandador  (pequeño latigo ) de correas por haber falsificado las notas de calificacion que le dieron en su colegio .
La muchacha habia sustraido de la misma oficina de su  colegio otra libreta de notas igual a la oficial en la que ella misma se ponia las notas que queria en cada una de las materias de las que la examinaban , cuando llegaba a casa nos entregaba la libreta falsa mientras que la autentica nos la escondia , y la devolvia al colegio falsificando la firma de su padre unas veces o la mia en otras .
Pero tuvo la mala suerte de que ese mismo dia mi esposo llamo a su colegio para preguntar a la directora si habia plaza para el hijo de un amigo suyo y hablando y hablando descubrio el engaño.
Cuando nuestra hija llego a casa ya su padre estaba enterado del fraude pero dejo a nuestra hija caer en su propia trampa y asi fue como ella misma sin darse cuenta se descubrio ante nosotros mostrandonos la libreta de notas falsa  .
Una vez ya descuberto el engaño la agarro su padre la llevo para el cuarto donde tiene un taller de carpinteria y alli mismo agarro el mandador de correas que siempre està colgado en la pared a la vista de todos y le moliò las nalgas a correazos !!.
Le zurrò las nalgas tan duro con el mandador que cuando terminò se podian contar el numero de los azotes ( 38 correazos) que le diò con el pequeño latigo de correas que usa para corregir a nuestra desdendencia con solo contar el numero de rayas que a nuestra hija le quedaron marcadas en la piel de sus nalgas .

Los sicologos diran que el castigo fisico no es conveniente pero de lo que no hay duda es de su eficacia ,no creo que a nuestra hija Yelisa se le ocurra falsificar de nuevo las notas despues de la zurra que le diò su padre .

La gente dira lo que quiera pero la eficacia de una buena vara flexible de madera o de un buen latigo de cuatro o cinco correas de cuero para erradicar de raiz las trapacerias que nuestros hijos nos cometen es indiscutible .
YAHAIRA BRICEÑO DE GRATEROL
yahaira yahaira 03/03/2012 a las 20:20
Hace unas tres semanas he leido en un foro sobre educaciòn Cristiana un articulo en el que se hablaba del castigo corporal pero se lo diferenciaba de la disciplina corporal que Dios prescribe en la Biblia .
La persona que escribio el articulo decia que castigo corporal se considera un jalon de cabello o de orejas , una cachetada en la cara o un manotazo en la cabeza , un pellizco en alguna parte del cuerpo como en las zona de la patilla al lado de la oreja o un golpe dado con una regla de madera sobre la mano o sobre los dedos de la mano , e incluso el hecho de poner de rodillas a un hijo y tenerlo en esa posicion durante varias horas , todo esto se considera en general castigo corporal o castigo fisico.
Pero ¿ Aprueba Dios este tipo de castigos corporales o fisicos si se les prefiere llamar asi ?
la respuesta es un tajante   ¡ NO ! .
Entonces a que tipo de castigo corporal se refiere Dios cuando en Proverbios en la Biblia nos ordena a los padres castigar con vara a nuestros hijos y nos dice que porque lo castiguemos con una vara  no va a morir nuestro hjo .
La respuesta es muy simple , Dios ordena a los padres aplicar la vara en la parte de atràs del cuerpo de sus hijos , " parte de atràs "  es " el trasero "  las nalgas , el pompis o como le quieran llamar a la zona de los gluteos .
¿ A que tipo de vara se refiere Dios ?
La Biblia habla de una shebet , una shebet es una vara flexible de madera que suele ser la rama de un arbol ,la shebet es una rama delgada y a la vez flexible , algunos traductores lo confunden con el cayado o el palo que por el contrario ni son flexibles ni delgados sino gruesos de tallo y solo se usaban para apoyarse en ellos teniendo tambien un significado de simbolo de jerarquia o autoridad tribal del jefe del clan , en el Egipto faraònico a los principes nomarcas se los representaba con una figura humana con un cayado en la mano , el cayado era largo y con el extremo superior curvado , los principes reales por el contrario se les representaba con un cayado muy corto en la mano .
Dios ordena aplicar el castigo con la vara como forma de disciplinar a los hijos solo en una unica zona del cuerpo , ¡ las nalgas !   , solo ahi en esa zona de los gluteos y nada mas que ahi !!  ni en la cabeza ni sobre las manos ni en la cara ni en ningun otro sitio que no sea el trasero , pompis ,asentaderas o posaderas o como se las quiera llamar segun el entender de cada uno.
En resumen DIOS nos ordena a nosotros los padres que zurremos las nalgas de nuestros hijos con una vara de madera delgada.... pero que sea al mismo tiempo..¡ flexible !, esto es logico pues una vara rigida causaria daños muy graves en la piel del trasero del hijo que necesitara ser castigado y Dios nos ordena azotar en el trasero a nuestros hijos pero no lesionarlos al hacerlo por eso menciona la shebet que no es una vara gruesa sino delgada y a la vez flexible pues si fuera una vara gruesa seria ya un palo y un palo es otra cosa muy distinta de una shebet .
Por si fuera poco la Biblia menciona un limite en el numero de azotes que como maximo se deben de dar en una zurra , antiguamente un maestro solia dar a su alumno hasta 150 azotes , un padre entre 90 y 100 azotes y esto es algo que Dios nunca aprobò pues una cosa es la disciplina corporal que la Biblia prescribe y otra muy distinta moler a palos a un hijo o alumno .
En la Biblia se especifican 40 azotes como numero maximo de azotes que se deben de dar a un hijo o hija en el curso de una zurra ...¡ pero cuidado !  pues este numero no se debe de rebasar ni siquiera en un azote o sea 41 porque si se supera ese limite en ese caso Dios castigara al padre que se exceda en ese limite , los padres de religion judia lo saben muy bien por ello muy raramente dan ese numero exacto , o sea los 40 azotes completos y como precauciòn para evitar sobrepasar ese limite dan uno o  dos azotes menos  cuando se ven obligados a disciplinar corporalmente a sus hijos.
Yo como padre siempre he aplicado la vara a mis hijas teniendo como limite ese numero de 40 azotes muy presente y siempre he dado un azote de menos para evitar equivocarme al contarlos pero hay mas ....ese numero de 39   azotes solo lo he aplicado en muy pocas ocasiones tan pocas que recuerdo con exactitud el motivo por el que los he aplicado las pocas vecesa que he tenido que azotar a mis hijas con la vara .
Hay personas que dicen que el concepto vara no se debe de tomar al pie de la letra , y eso es verdad , pues si no se dispone de una vara flexible en ese caso se puede recurrir a una correa de cuero o a un pequeño latigo de correas delgadas o simplemente a una cuerda doblada , el unico requisito es que el implemento para azotar sea flexible , yo he usado la vara flexible de madera en el pasado , ahora hoy en dia solo uso el latigo de correas pues dadas las edades y complexion fisica de mis hijas es mas apropiado para la aplicacion de la disciplina corporal y corrige con mayor eficacia las maldades y desobediencias que mis hijas me cometen de vez en cuando.
Si alguien desea debatir este tema mi email es :
nicofer50@yahoo.es
Nicolas
nicolas nicolas 11/05/2012 a las 18:42
Buscando la cadena de palabras, castigo , vara , biblia , hijos he dado con esta pagina de crianza por la senda antigua.
Antes de nada quiero felicitar al webmaster de este blog por su valentia al ser uno de los pocos que afronta un tema que casi ningun padre quiere reconocer y es que a veces tiene que dar una zurra a su hijo a lo largo del periodo de su crianza.
Hay hoy dia muchos padres que son hipocritas y que presumen de modernidad en la educacion de sus hijos por fuera pero al final tienen que recurrir al castigo corporal de la misma o parecida forma que todos lo hacemos nos guste o no reconocerlo.
Yo soy madre de 6 hijos , en mi pais Colombia , las familias son muy numerosas aunque ahora cada vez el numero de hijos por pareja se va reduciendo por el elevado coste de su manutencion pues la economia mundial en la que estamos todos inscritos no deja la posibilidad de poder mantener a todos los hijos de una misma familia al mismo nivel economico .
Ante tan elevado numero de hijos a mi esposo y yo muchas veces no nos queda mas remedio que azotar a nuestros hijos con el perrerillo , este aparato es un pequeño làtigo de cuatro o cinco correas de cuero que se ha venido usando en mi pais desde que existe como tal sobre todo en la zona rural de donde ha pasado a la ciudad y resulta muy efectivo pues a la vez que castiga y causa un dolor muy intenso en la piel del pompis no produce lesiòn alguna en la piel del mismo por lo que no daña la salud del hijo a quien se tiene que castigar con este pequeño làtigo.
En mi pais no son pocos los padres que lo tienen colgado en la pared de sus casas y que lo usan con la frecuencia necesaria para meter en cintura a sus vastagos cuando estos se les revuelven en su contra y se malcrian .
Justo el vienes pasado de este mismo mes mi esposo Edgardo le tuvo que zurrar las nalgas a nuestra hija Juleida de 9 años e edad por llegar tarde a casa cuando saliò del colegio al que asiste , nosotros siempre le ordenamos regresar a casa de forma inmediata cuando sale de la ultima clase de su colegio que es a las 6 de la tarde pues el Diablo es Puerco y pueden asaltarla y quien sabe Dios que le puede pasar , pues al principio la aconsejamos sobre los peligros que en este pais afronta una muchacha de su edad pero se lo deciamos un dia y otro y otro y otro mas y no hacia caso , al final nos cansamos y yo le dije a mi esposo : mira Edgard a Juleida la proxima vez que nos regrese tarde del colegio hay que azotarla y azotarla tan duro como sea preciso para que no nos vuelva a desobedecer porque si no lo haces tu lo hago yo misma , no podemos correr el riesgo de que a nuestra muchacha le pase algo malo pues a veces regresaba a las 9 de la noche a casa cuando en realidad la hora de la ultima clase terminaba a las 6 de la tarde con lo que se quedaba en la calle vagueando casi 3 horas descontando los 10 minutos aproximados que se tarda en llegar desde el colegio al que va a la casa pues queda cerca de donde vivimos y no tienen que agarrar ninguna buseta para ir a el pues a pie se llega pronto .
Pues bien el pasado Viernes volviò a llegar tarde a casa , eran casi las 9 y media del a noche , nunca antes tan tarde habia regresado .
Su padre ya estaba en casa , habia vuelto de su trabajo un poco antes porque no trabaja el Sabado , una vez llegò la muchacha su padre la abroncò pero bien abroncada y luego la agarrò la llevò para el patio de la casa y alli agarrò el perrero de cuatro correas y despues de rebajarle la ropa de cintura para abajo y una vez tuvo la piel del pompis a su vista se lo zurrò pero bien zurrado , le diò una mano de correazos en el pompis que la puso a obedecer , poque hoy es Martes y ya ayer Lunes regresò del colegio a la hora que le marcamos que debia hacerlo , como muy tarde a las 6 y media despues de salir de su ultima clase que termina a las seis en punto PM , y aun asi caminando normalmente se tardan 10 minutos en llegar a la casa pero aun nosotros le dejamos otros 20 minutos de tiempo complementario para que al salir del colegio no venga estresada ni apurada y de paso pueda conversar con calma con sus amigas y amigos de forma sociable y pausada .
Muchas han sido las veces que hemos tenido que azotar a nuestros hijos y tenemos ¡ seis ! si no llega a ser por el perrero y lo mucho que les duele cuando se les aplica sobre la piel de sus pompis seria imposible totalmente controlar a nuestros hijos ,nosotros aplicamos el làtigo tanto a los varones como a las hembras , no hacemos distinciones de gènero , y mi esposo que es el que admnistra esta disciplina lo hace aplicando el latigo con la misma potencia tanto a los varones como a las hembras y jamàs ha habido un solo problema de salud dañada , las correas de cuero del latigo les deja la piel de las nalgas tan dolorida que no vuelven a desobedecer otra vez hasta que pasa el tiempo y se les olvida el dolor que causa el latigo entonces vuelven a cometer otra maldad y de nuevo hay que recordarles el dolor que causan las malas acciones en la vida y su padre vuelve a zurrar de nuevo las nalgas del hijo o hija que ha cometido la mala accion , solo asi se puede tener el control de una tropa de seis hijos , y los sicologos pueden decir misa para el que la quiera oir pero los azotes son indispensables para la correccion de los hijos Dios sabe UN POCO mas que los sicologos sobre este tema pues EL fuè el FABRICANTE de esos hijos y en la Biblia nos dice que debemos hacer para corregirlos cuando se desmandan .
Es todo les envio a sus mercedes un afectuoso saludo y les dejo mi cuenta de correo por si quieren compartir alguna experiencia problèmatica que hayan tenido con algun hijo o hija .
mirecolina@yahoo.com.co
MIREYA COLINA
COLOMBIA
mireya colina mireya colina 26/03/2013 a las 13:33
Sñora Mireya usted sabe mucho sobre disiplinar a los niños peroyo se mas xq se en carne propia lo q duele un latigo de correas o una vara d madera
Laura Laura 04/07/2013 a las 01:41
Mire Laura si sus padres le zurran sus nalgas lo hacen por su bien ,¿¿¿ no se da cuenta de que si no lo hicieran usted podia acabar en un centro correccional de menores de edad ???.
¿¿ Que prefiere usted si le dan a elegir : una zurra con la vara o con el làtigo de correas en sus nalgas que no reibirla no dura mas allà de 45 segundos o estar encerrada en un Centro Correccional de Menores durante meses sin que la dejen salir de alli en todo ese tiempo que a veces puede llegar a mas de un año seguido e incluso ¡¡ dos años !! ??.
Ademas hay algo que usted ignora de como tratan a los muchachos en esos centros que no son otra cosa que autenticas carceles para menores de edad , donde alli ademas de pegarles les ponen grilletes de acero en sus pies y manos cuando no pueden controlarlos ...¡¡ igual que si fueran presos adultos !!.
Si sus padres le zurran sus nalgas cuando se lo merece de gracias a Dios por ello pues asi se evitarà ir a dar con sus huesos a una de esas horribles carceles para muchachitos adolescentes .
Recuerde que la zurra mas severa que un padre puede aplicar a un hijo nunca jamàs dura mas de 45 segundos pues la Biblia establece en 40 el numero màximo de azotes que un padre puede dar a sus hijos , un limite del que jamàs un padre Cristiano va a sobrepasar pues de hacerlo entonces seria Dios quien lo castigaria a el .
Los padres de religion Judia que comparten con nosotros los Cristianos el Antiguo Testamento suelen dar siempre uno o dos azotes menos de los 40 por temor a equivocarse al contar y sobrepasar el limite marcado por Dios en el Antiguo Testamento donde en capitulos como Proverbios se ordena los padres disciplinar corporalmente a sus hijos .
No olvide que cuando su padre o su madre la zurran con la vara o con el làtigo de correas lo que estàn haciendo es evitar que vaya a parar usted a un correccional de menores donde aparte de tenerla encerrada durante meses e inlcluso puede que años tambien le van a pegar y ahi si que no se atienen a los limites que Dios establece para los padres o lo que es lo mismo ahi va a recibir usted muchos mas azotes que los cuarenta que la Biblia establece .
Espero que lo haya entendido bien .
MIREYA
mireya colina mireya colina 15/07/2013 a las 20:32
grasias Señora Mireya comprendo es mejor ser corregida x mi madre con l latigo q estar en una carcel y se lo q duele el latigo tambien graciasv Sñora Lucia un beso a las dos
Laura
Laura Laura 14/09/2013 a las 19:09
No cabe duda alguna que Dios prescribe los azotes con la vara o el latigo de correas sobre las nalgas para disciplinar a nuestros hijos , eso ese algo que esta fuera de toda duda a pesar de que muchos pastores intentan por todos los medios tergiversar el significado de algunas referencias Biblicas sobre el tema de la VARA DE CORRECCION y su aplicaciòn.
Pero una cosa es llegar al extremo de negar que Dios aprueba y prerscribe la aplicaciòn de la vara de correccion o del latigo para el trasero del necio y otra muy distinta es pasarse al otro extremo , el de aplicar estos implementos para castigar todo tipo de faltas cometidas por los hijos , ya sean estas , leves , graves ,muy graves o simplemente usan la vara o el pequeño latigo de correas para forzar a sus hijos a estudiar contra su voluntad ,lo que no esta indicado en la Biblia en ninguna parte de la misma .
El motivo de que muchos gobiernos hayan prohibido la aplicacion del castigo fisico a los hijos tanto por parte de los padres como de los profesores no fue otro que los frecuentes abusos que se producian a diario cuando unos y otros recurrian a esta forma de disciplinar para castigar o corregir casi cualquier falta o desobediencia por leve que esta fuera .
Ante este dilema de que unos por defecto han abandonado el uso de la vara y otros por exceso fueron obligados a abandonarla por las leyes de los distintos paises que ante los continuos abusos que esta practica disciplinaria causaba casi a diario no tuvieron otra opcion que prohibir estos metodos Biblicos , no solo usados por cristianos sino por fieles de otras muchas confesiones religiosas no cristianas, pues no ha sido solo nuestra religion la que ha aprobado el recurso de los padres a la aplicaciòn del castigo corporal a sus hijos sino en muchas otras religiones como los taoistas, o budistas japoneses tambien se aprueba este metodo de disciplina y correccion por medio del dolor fisico .
Nosotros en nuestro hogar tambien aplicamos la vara a nuestras hijas cuando es preciso hacerlo cosa que raramente ocurre , pues los azotes con la vara sobre las nalgas solo deben aplicarse con el fin de castigar , corregir y erradicar de raiz la comision de faltas MUY GRAVES nunca pequeñas faltas o pequeñas travesuras o pequeñas desobediencias a los padres, la vara de correccion SOLO se debe usar para castigar o bien las MALDADES muy graves o bien las DESOBEDIENCIAS de extrema gravedad ,nunca ni para forzar a los hijos a estudiar con mas ahinco ni para erradicar pequeños actos de desobediencia leves .
Si los hijos cometen faltas muy graves aun asi el castigo corporal debe serles aplicado con mucha prudencia y cautela pues no es un metodo de castigo cualquiera ademas de ser un castigo muy doloroso y cruento .
Mi esposo y yo tenemos hijas de edades de 15 y 13 años a las que su padre alguna vez castiga con la vara flexible de rattan , esto suele ocurrir tan raramente que puede decirse que mi esposo por termino medio sido castigadas de media una vez por año desde los 10 años de edad , nunca antes , esto no significa que les toque recibir una zurra cada año , un año han recibido dos o tres zurras y otro año ninguna todo depende de si su comportamiento es correcto o no , por regla general cuando se empieza a disciplinar corporalmente a un hijo o hija los tres primeros años que siguen a partir de los 10 años en adelante es muy frecuente recurrir varias veces al castigo con la vara a lo largo del primer año y tambien del segundo pero ya a edades a partir de los 13 años la frecuencia del uso de la vara empieza a descender hasta desaparecer por completo pasada la edad de 15 años , pues a partir de esa edad comienza la madurez mental de los hijos y en eso caso el castigo con la vara sobre las nalgas deja de ser ya necesario .
La conclusion de la experiencia que tuvimos en nuestro hogar es que ni es bueno prescindir del castigo con vara para corregir a los hijos ni tampoco usar este tipo de castigo para corregirlo todo y mucho menos para forzar el rendimiento en los estudios , esto ultimo es muy perjudicial pues puede llevar al hijo a odiar los estudios e incluso todo lo relativo a la cultura .
Es todo creo que esta reflexion sobre el castigo corporal puede ser de mucha ayuda a los padres que lo aplican y tambien a quienes no lo hacen para poner en su justo punto medio lo concerniente a este metodo de castigo.
Yelisa
yelisa yelisa 30/03/2014 a las 20:42
Es muy cierto todo cuanto se dice en este articulo sobre el hecho de que Dios prescribe el castigo corporal con vara para disciplinar a los hijos cuando es imposible lograrlo de otro modo distinto, ahora bien mi pregunta es esta : ¿ cuando se debe recurrir al uso de la vara ? ¿debe hacerse la primera vez que el hijo o hija comete la maldad o desobediencia grave por primera vez o debe hacerse solo si la repite una segunda vez , o una tercera vez ? en esto muchos padres piensan que los azotes deben ser aplicados ya de forma inmediata la primera vez que los hijos cometen las faltas o desobediencias graves , otros padres piensan que deben recurrir a la vara solo si la repiten por segunda vez , otros opinan que debe ser a la tercera vez y mi hermana y mi cuñado aplican el castigo corporal solo si despues de tres veces de cometer la misma maldad la repiten una cuarta vez , si esto sucede entonces mi cuñado agarra la vara flexible que usa para la aplicación de este tipo de disciplina y le zurra las nalgas al hijo o hija que han quebrantado las normas del hogar tan fuertemente como lo considera necesario siempre con un grado de severidad que està en proporcion a la gravedad de la falta o desobediencia grave cometidas. El gran problema de la aplicacion de la disciplina corporal a los hijos es que unos padres la aplican de un modo y otros de otro y lo peor es que unos lo hacen a la primera vez y otros a la cuarta , y asi no hay forma de saber cual es la opcion que es correcta respecto a lo que la Biblia establece.
Cualquier aclaracion sobre mi duda se la agraceceriamos mucho .
CLODOVEO TOVAR y LUCELIA BANDRÈS
Clodoveo Tovar Clodoveo Tovar 14/05/2018 a las 12:25

Deja tu comentario Criando hijos por la senda antigua

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.