Avisar de contenido inadecuado

¿Copyright o Copyleft?

{
}

¿Copyright o Copyleft?

  • David Cuen

batallacopy.jpg

"Don Columnista" tiene que entregar un artículo. El texto está terminado y la redacción corregida. Sólo falta una foto y el escritor tiene dos opciones. Pagar por una en un banco de imágenes -a sabiendas de que encontrará lo que necesita-, o invertir un poco más de tiempo y buscar una imagen gratuita y libre de derechos de autor.

En el primer caso tendrá rapidez y calidad, pero tambiénrestricciones. Es probable que no pueda modificar la imagen original y es casi seguro que ninguno de sus lectores podrá reproducirla dado que estará protegida por derechos de autor.

En el segundo ejemplo la imagen que utilice estará libre de restricciones. El puede usarla siempre y cuando permita que otros hagan lo mismo con la imagen y probablemente con su artículo. Sin embargo, también es posible que pase un buen rato antes de encontrar la imagen perfecta.

Bienvenidos a la batalla por los derechos de autor en la era digital. En una esquina se encuentra el copyright; en la otra lo espera el copyleft. Pelearán varios rounds, el knock out es casi imposible y no hay límite de tiempo.

Lean el especial sobre piratería digital de BBC Mundo.

La era de internet ha traído consigo un aumento en la llamada piratería digital. Ésta no consiste en otra cosa más que en reproducir una obra protegida sin permiso de quien posee los derechos de autor. No voy a entrar aquí en el debate sobre si copiar una obra es o no piratería, en esta ocasión quisiera centrarme en la naturaleza del problema: los derechos de autor, o copyright en inglés.

Éste concepto existe para proteger la propiedad intelectual de un creador sobre su obra, llámese música, fotografía u otra. La idea detrás del concepto es que nadie pueda plagiar lo que su creatividad ha producido. Ese es al menos el concepto puro y original.

Pero los derechos de autor también se utilizan para generarganancias económicas para los autores y sus intermediarios. En muchas ocasiones el creador requiere los servicios de una compañía que le ayude a fabricar, distribuir y comercializar su obra. La empresa lo hará a cambio de un porcentaje de las ganancias sobre cada producto vendido, asegurándose así una pequeña rebanada del pastel del copyright.

Hay quienes consideran que esta intermediación es innecesaria y han decidido crear alternativas a los derechos de autor restrictivos. Una de ellas se llama copyleft y muestra su oposición al copyright sustituyendo la palabra right -derecha en inglés- por la palabra left -izquierda en la lengua anglosajona- generando así un juego de palabras.

Pero hasta ahí llega lo lúdico. Los impulsores del copyleft son unos libertarios de la red. Usan las leyes de derechos de autor, pero sólo para garantizar que toda obra que lleve su símbolo se reproduzca de manera gratuita y libre con la unica restricción de que cualquier producto editado a partir de uno con el sello de copyleft, debe perpetuar las mismas libertades, sin imponer condiciones.

El movimiento, sin embargo, genera controversia incluso dentro de sus impulsores. Hay quienes opinan que las obras derivadas de un original con licencia copyleft no deberían heredar las mismas reglas. O ¿qué pasaría con obras grandes que usan sólo una parte de licencia libre y el resto es trabajo protegido por derechos de autor?, se preguntan.

cc.jpgLas corrientes para liberar derechos de autor crecen día a día. Creative Commons, por ejemplo, es otra licencia que se utiliza cada vez en sitios como la red de fotografías Flickr.

Se trata de una iniciativa por la cual las imágenes que ahí se exponen pueden ser copiadas, reproducidas y alteradas con mínimas restricciones como citar siempre al autor o no utilizarlas con fines comerciales.

Ejemplos como estos son vistos por algunos como la solución perfecta para combatir la piratería digital. Si no hay derechos de autor, reflexionan, entonces no hay delito.

Esto puede ser cierto en los casos de algunas bandas de rock, por ejemplo. Este tipo de músicos ganan más dinero gracias a sus conciertos que a las ventas de sus discos.

Pero en el caso de pequeños creadores -como los escritores o programadores independientes- los derechos de autor representan casi la totalidad de sus ingresos. Pueden ver algunos ejemplos si reproducen el video que sobre el tema hicimos para el especial de piratería digital.

El tema es complejo y por el momento las alternativas parecen balancearse entre la libertad y las restricciones. Pero la batalla entre el copyright y el copyleft podría durar mucho tiempo.

Mientras tanto, a los usuarios de la red no nos queda más que cruzar los dedos porque este combate produzca un modelo apto para todos los gustos.

{
}
{
}

Deja tu comentario ¿Copyright o Copyleft?

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.